Adara Molinero bajando de un taxi con su hijo en Palma de Mallorca