Adara Molinero y Rodri Fuertes abrazados