Adara Molinero con su hijo en el aeropuerto de Madrid