Ariadna, la hija de Fortu, desvela su problema de salud: "Tengo un angioma en el cerebro"

DESDE HACE AÑOS

Ariadna, la hija de Fortu, desvela su problema de salud: "Tengo un angioma en el cerebro"

La hija de Fortu ha decidido confesar el problema de salud que padece desde hace años y por el que tiene que someterse a resonancias magnéticas.

Ariadna, la hija de Fortu, desvela su problema de salud: "Tengo un angioma en el cerebro"

La exconcursante de 'GH 12+1' Ariadna Cross, más conocida como Ari, no se encuentra en su mejor momento a nivel personal. En 2019 perdía a su bebé en un aborto natural, después de anunciar en verano del mismo año su segundo embarazo. Por si fuera poco, se sumía en una nueva crisis sentimental con su marido, separándose de él durante un tiempo en el que ella tuvo que mudarse a casa de su madre junto a su hija Nirvana.

Ariadna Cross defendiendo a su padre en 'GH DÚO/InstagramAriadna Cross defendiendo a su padre en 'GH DÚO/Instagram

Con la llegada del 2020, la hija de Fortu parecía volver a levantar cabeza. Las cosas con el padre de su hija volvían a su cauce normal y su vida profesional le sonreía con sus proyectos como maquilladora. No obstante, Ari volvió a inducir la preocupación en sus seguidores cuando desvelaba un problema de salud que padece desde hace años y había mantenido en secreto hasta ahora.

"Me voy ahora al Gregorio Marañón porque me toca resonancia del coco loco. Para el que no lo sepa y me pregunte, pues bueno, ya os cuento...Tengo un angioma en el cerebro", revelaba la maquilladora.

El angioma cerebral consiste en la malformación de los vasos sanguíneos que irrigan el territorio encefálico, y que puede llegar a provocar un derrame. Por este motivo, Ariadna Cross se tiene que someter a una resonancia de control una vez al año desde que se lo comunicaron, como ella misma ha confesado, y comprobar que todo está correcto.

Ariadna Cross comiendo en un restaurante/InstagramAriadna Cross comiendo en un restaurante/Instagram

La hija de Fortu además ha mencionado que ha cambiado de médico. Solía ir al neurólogo del Hospital de Arganda del Rey, pero este año le exigieron que acudiera al neurocirujano del centro hospitalario Gregorio Marañón, para tener una segunda opinión y "valorar si había que hacer algo o no".

Miedo e incertidumbre

Pese a la normalidad y tranquilidad con la que Ari ha comentado su problema de salud, la ex gran hermana ha compartido también sus temores ante los resultados de la resonancia magnética. Aunque siempre intenta ser positiva, siempre hay un mínimo de duda ante la posibilidad de que el diagnóstico no resulte favorable.

"Ya he salido de la resonancia. Estoy viva. Espero que esté todo bien, que no tengan que hacerme nada, que ya me dejen en paz y dejen de hacerme resonancias porque lo paso fatal...", ha comentado. "Aunque estaban como muy serios. No sé, a mí eso me raya. Pero bueno, seguro que no es nada y es que eran así...", ha confesado con pavor.

Te puede interesar