Silvio Berlusconi durante su intervención en un programa de televisión