Manuela Carmena recibe el alta y reaparece en silla de ruedas tras ser operada de un pie

AUN NECESITA REPOSO

Manuela Carmena recibe el alta y reaparece en silla de ruedas tras ser operada de un pie

La alcaldesa de Madrid por fin ha podido dejar el hospital donde fue ingresada por una infección en el pie derivada de una operación, la alcaldesa ha reaparecido escayolada y en silla de ruedas.

Manuela Carmena recibe el alta y reaparece en silla de ruedas tras ser operada de un pie

Manuela Carmena, la Alcaldesa de Madrid, ha recibido el alta hospitalaria el miércoles 2 de enero después de haber sido ingresada en el Hospital de la Princesa por una infección en el tobillo derivada de una operación a la que se tuvo que someter después de haber sufrido un accidente doméstico donde se cayó.

Manuela Carmena en silla de ruedas saliendo del hospitalManuela Carmena en silla de ruedas saliendo del hospital

La Alcaldesa tuvo que ser operada de una fractura bimaleolar reducida, es decir, se rompió los malévolos, los huesos que unen la tibia y el peroné con el pie. La operación que le realizaron a Carmena en el pie consistía en colocar dos tornillos en la parte interna y una placa en la cara externa. Tras esta operación, la alcaldesa fue ingresada nuevamente, el pasado 30 de diciembre porque se le había infectado el tobillo provocándole fiebres muy altas.

Pero finalmente la mañana del 2 de enero, Carmena pudo dejar el hospital y hasta se acercó a los medios de comunicación para explicar su estado de salud: "Me encanta desearos el fin de año, parece que con el problema resuelto", le ha dicho a la prensa para añadir que no podrá apoyar el pie en tres meses, teniendo que aprender a usar muletas, pero que nada de esto le impedirá seguir trabajando en sus funciones y que de hecho ha seguido trabajando dentro del hospital.

Manuela Carmena a la salida del hospitalManuela Carmena a la salida del hospital

La salida de Carmena

A su salida, Carmena estaba acompañada de Marta Higueras, alcaldesa en funciones mientras que ella estaba en el hospital. La alcaldesa salió en silla de ruedas y con un pie escayolado: "Tendré que aprender a ir andando bien; no puedo apoyar el tobillo en tres meses, pero estos primeros días iré en silla de ruedas... La deambulación es lo complicado", explicó Carmena que a pesar de que varios periodistas le preguntaron sobre las posibles elecciones, ella prefirió no adelantarse en acontecimientos y no hablar hasta que esté en campaña y recuperada de esta lesión.

Te puede interesar