El juez acepta las pruebas de ADN que demuestran que Carlos Iglesias es hijo de Ernesto Koplowitz Sternberg

EL QUINTO HERMANO

El juez acepta las pruebas de ADN que demuestran que Carlos Iglesias es hijo de Ernesto Koplowitz Sternberg

Carlos Iglesia Rangel será reconocido en los próximos días como el quinto hijo del empresario, por que Alicia y Esther Koplowitz tienen otro hermano.

Carlos Iglesias Rangel, quinto hijo de Ernesto Koplowitz SternbergCarlos Iglesias Rangel, quinto hijo de Ernesto Koplowitz Sternberg

Después de dos décadas de lucha por demostrar que Carlos Iglesias Rangel es hijo del empresario Ernesto Koplowitz Sternberg, ahora ha llegado el momento, pues el juez ha aceptado las pruebas de ADN que demuestran que es hijo del fundador de FCC en un 99.9%. Carlos nacido fuera del matrimonio y fruto de una relación del empresario con la venezolana Albertina Rangel.

Todo ha ocurrido después de un largo proceso en el que el apoyo de Ernesto Koplowitz ha sido fundamental. Él también nació de una relación fuera del matrimonio entre el empresario e Isabel Amores. Esto fue antes de que se casase con Esther Romero de Juseu y Armenteros. Entonces el empresario ya era padre de Ernesto y de Isabel Clara, y a ellos se unieron Alicia y Esther, las dos únicas hijas nacidas dentro del matrimonio.

Ernesto Koplowitz apoyó a Carlos Iglesias

Ahora a estos cuatro descendientes del Fundador de FCC hay que añadir a Carlos Iglesia Rangel, de 52 años, funcionario y que reside en Suiza. Él apenas pudo conocer a su padre, ya que este falleció hace 50 años. Sin embargo, se sabía de la existencia de Carlos, y Ernesto ha pasado gran parte de su vida intentando que se reconozca este vinculo filial.

Ernesto Koplowitz AmoresErnesto Koplowitz Amores

El esfuerzo ha tenido su recompensa, aunque Ernesto se muestra dolido con sus hermanas, Esther y Alicia, que no le han apoyado; de hecho, a su salida del Juzgado de Primera Instancia número 49 comentaba: "Estoy decepcionado porque mis hermanas no han venido". Por su parte, Carlos salió, tras una hora en el interior, haciendo el signo de la victoria y muy contento, pues en tan solo unos días se convertirá en el quinto hermano Koplowitz.

Te puede interesar