Ivanka Trump durante la conferencia anual de seguridad de Munich