Esperanza Aguirre y Rafael Hernando en un congreso del PP de Madrid