El dolor de la Reina Sofía tras la muerte de su hermano y su mayor apoyo en un momento tan duro: su familia griega

REUNIDOS

El dolor de la Reina Sofía tras la muerte de su hermano y su mayor apoyo en un momento tan duro: su familia griega

La monarca está aprovechando el tiempo en su tierra de origen para reunirse con su familia griega y disfrutar de las calles de Atenas.

El dolor de la Reina Sofía tras la muerte de su hermano y su mayor apoyo en un momento tan duro: su familia griega

La Familia Real Griega está pasando por un momento verdaderamente complicado. La muerte de un ser querido nunca es fácil, por lo que el apoyo y cariño del resto de la familia es vital en una situación tan dolorosa. El reencuentro de los royals griegos casi al completo para dar el último adiós al que fuera Rey de Grecia durante nueve años, Constantino II, está siendo un momento histórico para la familia, que llevaba años sin estar reunida al completo. Por eso, han decidido apoyarse los unos en los otros, y aprovechar el viaje a su tierra natal para estar todos juntos, disfrutando de su compañía. La Reina Sofía, hermana del fallecido, es una de las que más se está dejando ver por Atenas, muy abatida y triste por la reciente pérdida, pero siempre arropada por los suyos.

La Reina Ana María de Grecia y su hija, Alexia, vestidas de luto, saliendo de un restaurante en AtenasLa Reina Ana María de Grecia y su hija, Alexia, vestidas de luto, saliendo de un restaurante en Atenas

Antes de volver a sus respectivos lugares de residencia, pues en Atenas son muy pocos los miembros de la Familia Real que aún habitan, los hermanos, hijos y nietos de Constantino II han aprovechado para reunirse y compartir su dolor. El último de sus encuentros ha tenido lugar en un conocido restaurante de la capital helena, donde se ha podido ver a la Reina Sofía visiblemente afectada por la muerte de su hermano y vistiendo de riguroso luto, como el resto de la familia. Junto a ella, su hermana, Irene de Grecia, a quien la ha unido el dolor por la pérdida en común y de quien se ha vuelto inseparable desde que aterrizara en Atenas para despedir a su hermano. En otra de las salidas de la Reina Emérita por Grecia, en la que la acompañaron sus dos hijas, las Infantas Cristina y Elena, y dos de sus nietos, Pablo Urdangarin y Victoria Federica, también se la pudo ver junto a su hermana, disfrutando con tranquilidad de los monumentos que ofrece su tierra de origen.

Esta vez, la monarca se ha reunido con su familia por parte griega, al acudir casi todos los presentes en Atenas a una comida juntos. Al salir del restaurante, se ha podido ver a la Reina junto a Irene de Grecia, las dos con gran pesar, así como a la viuda del Rey, la Reina Ana María, acompañada por su hija, Alexia de Grecia. Madre e hija se han mostrado muy agradecidas y visiblemente emocionadas por el apoyo que están recibiendo durante este duro momento, aunque su principal soporte es el vínculo que las une. La muerte de Constantino II deja un gran vacío en sus vidas, así como en la de todos sus seres queridos.

El Príncipe Pablo de Grecia, su mujer, Marie-Chantal, y su hija Olympia de Grecia, saliendo de un restaurante en AtenasEl Príncipe Pablo de Grecia, su mujer, Marie-Chantal, y su hija Olympia de Grecia, saliendo de un restaurante en Atenas

Otros de los asistentes a la reunión han sido el otro hijo de Constantino II, quien ahora se ha convertido en Rey simbólico de los helenos, Pablo de Grecia, así como su mujer, la Reina Marie-Chantal, y su hija, Olympia de Grecia. Toda la familia ha vestido riguroso luto por la reciente pérdida, y se han mostrado cabizbajos y visiblemente afectados por la muerte del Rey, muy querido por todos. Además, Marie-Chantal ha sido una de las protagonistas de los últimos días, al firmar al fin la paz con la Reina Letizia tras el enfrentamiento que han mantenido durante años.

La incógnita de Pablo de Grecia

La Familia Real Griega intenta así volver poco a poco a la normalidad, aunque les costará recuperar la vida que tenían antes de la muerte de Constantino II. La mayor incógnita que surge frente a la reciente pérdida es si Pablo de Grecia asumirá el papel simbólico de Rey de los helenos y cambiará su residencia habitual en Nueva York por su tierra de origen, como hicieron sus padres hace algunos años, al volver a Atenas. Lo cierto es que, debido a la forma de gobierno impuesta en el país, el papel de Rey únicamente es simbólico, y la vida de Pablo de Grecia no cambiará tras subir al 'trono', por lo que es más que posible que decida volver al hogar que su familia ha construido en Estados Unidos.

Te puede interesar