Víctor Manuel de Saboya junto a su hijo montados en un coche en Florencia