La Reina Sofía durante la proclamación de Felipe VI