La Reina Isabel II junto a la Condesa de Wessex acudiendo a misa