Realeza y actores en una recepción en Buckingham Palace