Cher Lloyd, una promesa de la música