Amaia Romero durante su concierto en el Teatro Real