Greg Kinnear y Lily Collins en una escena de 'Un invierno en la playa'