Elena Anaya, la consagración de una estrella de cine