Christopher Plummer plasma sus huellas en el Teatro Chino de Hollywood