Se reabre el caso de La Veneno tras nuevos indicios de un posible asesinato

2 AÑOS DESPUÉS

Se reabre el caso de La Veneno tras nuevos indicios de un posible asesinato

El caso de La Veneno se ha reabierto al encontrar indicios que apuntarían a que la artista no falleció por muerte natural sino que fue asesinada.

Se reabre el caso de La Veneno tras nuevos indicios de un posible asesinato

Han pasado más de dos años desde la trágica muerte de La Veneno, una muerte que a pesar de ser muy misteriosa y de haber causado polémica en su momento, terminó por declararse muerte natural en el informe de la autopsia. Ahora, gracias a la hermana de la artista, se ha vuelto a reabrir el caso.

Los forenses que se encargaron de realizarle la autopsia a La Veneno , determinaron que no había muestras criminales en el cadáver que pudiesen apreciarse. A pesar de que fans por toda España y la propia familia no creyeran estas declaraciones de los forenses, decidieron simplemente dejar el tema e intentar recomponerse del fallecimiento de la artista. Pero eso no dudaría mucho, y finalmente decidieron intentar descubrir que le había pasado a Cristina, como ellos la conocían, e iniciaron una lucha para conseguir las pruebas que demostrarían que la muerte de la cantante fue violenta.

Nadie creía que lo conseguirían pero la revista Corazón ha podido certificar que el pasado 27 de noviembre, Mari Pepa, la hermana de La Veneno, se presentó ante el juzgado que archivó el caso de su hermana con un informe forense en el que se concluye que La Veneno fue asesinada. En el documento se le pide al juez que reabra el caso ya que se cometieron irregularidades en el primer análisis que los forenses llevaron a cabo.

La Veneno de joven| Foto: InstagramLa Veneno de joven| Foto: Instagram

Lejos de pensar que el análisis forense lo podría haber realizado cualquier persona, este fue llevado a cabo por el prestigioso forense Luis Frontela quien también ayudó a esclarecer lo que ocurrió en el crimen de las Niñas Alcàsser. Las pruebas presentadas por Frontela demuestran que hubo detalles que se pasaron por alto en la autopsia realizada en 2016 y que estos detalles confirmarían que alguien intentó acabar con la vida de la artista mientras que ella luchaba por zafarse de su asesino hasta el último momento, sosteniendo que hay indicios suficientes para considerar que la muerte fue violenta.

La familia ha conseguido reabrir el caso

Luis Frontela ha presentado numerosas pruebas como hematomas en el cuerpo de la fallecida que demostraría que hubo "lesiones de lucha o defensa", a su vez advierte que en las fotografías realizadas al cuerpo de la artista se puede observar claramente "esquimosis" es decir, hematomas en el labio inferior, mejilla derecha y en las extremidades inferiores, es por esto que la familia ha pedido que se reabra el caso inmediatamente y que les aporten todas las muestras y fotografías que se le realizó al cadaver cuando murió.

Te puede interesar