Muere Diego Armando Maradona a los 60 años por una parada cardiorespiratoria

ÍDOLO MUNDIAL

Muere Diego Armando Maradona a los 60 años por una parada cardiorespiratoria

El conocido futbolista argentino conocido mundialmente había sido operado recientemente de un hematoma en la cabeza.

Muere Diego Armando Maradona a los 60 años por una parada cardiorespiratoria

Diego Armando Maradona ha fallecido a los 60 años, tal y como ha informado Clarín. El conocido futbolista habría sufrido este mismo miércoles 25 de noviembre de 2020 una parada cardiorrespiratoria en su propia casa en el barrio de San Andrés, en Tigre, Argentina. Hasta allí se desplazaron varias ambulancias medicalizadas para intentar reanimarle pero no fue posible. "Va a causar controversia la intervención a la que fue sometido", asegura el periodista Joaquín Tabares en 'La Ventana' de la Cadena Ser.

El pasado 4 de noviembre se daba a conocer al noticia de que el argentino había tenido que ser operado tras serle encontrado un hematoma en la cabeza. "Diego pasó el momento tal vez más duro de su vida. Creo que fue un milagro que se haya detectado el derrame de la cabeza que la pudo haber quitado la vida", decía por entonces su abogado. Por aquel entonces, el doctor Leopoldo Luque aseguraba que la intervención había sido todo un éxito y realizada por "varios neurocirujanos de renombre".

Maradona hablando durante un acto deportivoMaradona hablando durante un acto deportivo

Tras ocho días ingresado, Maradona recibía el alta para continuar su recuperación en casa. "Lo que hace falta ahora es una unión de la familia y estar rodeado de profesionales de la salud. Debe rehabilitarse, ya tiene suficiente con su problema, hay que darle Paz", explicaba entonces su abogado: "Lo bueno es que Diego está entero, está firme. Hay Maradona para rato". Un rato, que desgraciadamente, llegaba a su fin apenas un par de semanas después.

Problemas de salud derivados del consumo de drogas

Lo cierto es que los problemas de salud han acompañado prácticamente desde siempre a Maradona y se iban haciendo cada vez mayores al mismo tiempo que su fama mundial era cada vez mayor. Fue en los años 80, mientras jugaba en el Fútbol Club Barcelona, cuando el argentino comenzó a ser relacionado con las drogas. Algo que él mismo confirmó tiempo después en una autobiografía publicada en el año 2000, una vez retirado ya del fútbol profesional.

Esta adicción hizo que ya en los 90 comenzase a tener problemas con las autoridades cuando fue asaltado en su propia casa en Buenos Aires y fue detenido por posesión de drogas junto a varios amigos. Aunque por aquel entonces no tuvo que cumplir pena de cárcel, si que fue obligado a someterse a un tratamiento de rehabilitación. Apenas uno meses más tarde, la Justicia italiana lo condenó a 14 meses de prisión por este mismo delito. Para sorpresa de muchos, en 1996 protagonizaba la campaña del Gobierno argentino contra las drogas bajo el eslogan 'Sol sin drogas'. El futbolista aseguró que quería dar este tipo de mensajes a la gente más joven tras haberse convertido en padre de dos niñas. Fue por aquel entonces cuando pronunció las palabras: "Fui, soy y seré drogadicto".

Te puede interesar