María Teresa Campos acude a la última revisión de su neurólogo del verano con muy buena cara

RECUPERADA

María Teresa Campos acude a la última revisión de su neurólogo del verano con muy buena cara

La periodista ha acudido a realizarse la última revisión antes del verano y tenía muy buena cara cuando se ha dirigido a la prensa.

María Teresa Campos acude a la última revisión de su neurólogo del verano con muy buena cara

María Teresa Campos ha pasado por una época bastante complicada tras sufrir un ictus que le produjo la pérdida de visión de un ojo. A pesar del susto inicial tanto de sus hijas como el suyo propio, la presentadora ha logrado salir hacia delante y muchísimo mejor de lo que ella esperaba por lo que considera que ha sido tremendamente afortunada.

Después de pasar unos días en el hospital María Teresa Campos fue dada de alta y posteriormente recibió la mayor alegría: había recuperado la visión del ojo perjudicado. Lo cierto es que nadie esperaba que esa recuperación fuera tan rápida pero la periodista es muy fuerte y consiguió vencer al ictus que la sobrevino de manera repentina, como ocurre siempre con esta enfermedad.

María Teresa Campos acudiendo a una revisión con el neurólogo antes del veranoMaría Teresa Campos acudiendo a una revisión con el neurólogo antes del verano

Ahora María Teresa Campos se tiene que someter a revisiones periódicas con el neurólogo, que va controlando que todo funcione correctamente y que vaya evolucionando cada día un poco más. La periodista ha acudido a la última revisión antes del verano, por lo que ya se puede olvidar del neurólogo hasta después del período estival. Llegaba al centro del brazo de su hija Terelu Campos y lo hacía con una amplia sonrisa y buena cara porque el médico le había dicho que todo seguía bien. Además, ha comentado que tiene que tomar una medicación pero que ya es de por vida.

Terelu Campos, algo más seria

Si hay alguien que verdaderamente ha sufrido por el estado de salud de María Teresa Campos, esas han sido sus hijas, Terelu y Carmen Borrego. La hija mayor ha sido la que ha acompañado a su madre y se ha mostrado un poco más seria ante la prensa que la periodista. Les ha saludado pero sigue mostrando ligera preocupación por el estado de salud de su madre, que ahora se tiene que cuidar más que antes.

Te puede interesar