Luke Hemsworth, feliz de ser menos famoso que sus hermanos Chris y Liam Hemsworth

FAMILIA HOLLYWOOD

Luke Hemsworth, feliz de ser menos famoso que sus hermanos Chris y Liam Hemsworth

El hermano mayor de los Hemsworth, Luke, de 37 años, es parte de una de las familias más famosos de Hollywood. Aunque, él goza de menos fama.

Luke Hemsworth, feliz de ser menos famoso que sus hermanos Chris y Liam Hemsworth

El actor de 'Westworld', Luke Hemsworth, no envidia a sus hermanos pequeños por la gran fama que tienen, todo lo contrario. Asegura tener una vida tranquila junto a su mujer Samantha y a sus tres hijas en Malibú: "Me preocupa perder mi anonimato, algo que a Chris y a Liam les gustaría recuperar", aseguró el actor para The Daily Telegraph. Luke es muy consciente de que sus hermanos llaman más la atención que él: "Los dos superan el metro noventa, yo soy un poco más bajo (mide 180 centímetros) y puedo desaparecer entre la gente", añadió con humor.

El mayor de los Hemsworth vuelve a repetir papel, como Ashley Stubbs, para la serie de ciencia ficción de HBO que estrenará su segunda temporada el próximo domingo 22 de abril. "He estado trabajando en mi carrera desde hace 20 años. He intentado ser cuidadoso sobre adónde voy, qué hago y cómo encuentro algo que cumpla varios requisitos", explicó el actor.

Chris Hemsworth con sus hermanos Luke y Liam en el estreno de 'Vacation' en Los AngelesChris Hemsworth con sus hermanos Luke y Liam en el estreno de 'Vacation' en Los Angeles

Aunque sus hermanos cuenten con mucha más fama que Luke, eso no ha hecho que la relación entre hermanos se vea afectada. Además, hace aproximadamente un año, Luke contó para Page Six un detalle curioso que sucedía entre ellos: "Si alguno de nosotros pasaba demasiado tiempo enfrente del espejo, os otros dos lo golpeábamos". Un hecho que hizo que los hermanos fueran muy rápidos por las mañanas cuando eran unos niños.

La fama no ha roto la relación entre hermanos

Claramente, el actor no se refería a una pelea de verdad, sino a una típica disputa infantil entre hermano que acaba uniendo. "Nunca nos hacíamos daño a propósito, pero nuestros juegos eran físicos y por el medio podía haber insultos y trozos de madera", explicaba Luke. También recuerda que "de manera inevitable, nuestros dedos o la cara se veían lastimados".

Te puede interesar