La Justicia concede a Julián Muñoz el tercer grado

RÉGIMEN DE SEMILIBERTAD

La Justicia concede a Julián Muñoz el tercer grado

El exalcalde de Marbella muy pronto saldrá de prisión con un régimen de semilibertad que todavía está por determinar.

Julián Muñoz sentado ante el juez con un aspecto muy demacradoJulián Muñoz sentado ante el juez con un aspecto muy demacrado

Ha sido una lucha incansable contra la Justicia pero por fin la familia de Julián Muñoz puede respirar tranquila: próximamente el exalcalde de Marbella va a empezar a disfrutar de un régimen de semilibertad después de que le hayan concedido el tercer grado.

Después de la Sección Tercera de la Audiencia de Málaga haya desestimado el recurso presentado por el Ministerio Fiscal y que pedía que Muñoz siguiera en prisión, ahora solo queda que la Junta de Tratamiento determina cómo será su nuevo régimen.

Amparándose en el auto que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria dictó el 3 de agosto de 2015, el exalcade de Marbella puede disfrutar por fin del tercer grado amparándose en el artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario, que habla de "enfermedad muy grave con padecimiento incurable". Y ahora sí, la decisión es firme e irrevocable.

Julián Muñoz llega a la lectura de la sentencia del 'caso Malaya'Julián Muñoz llega a la lectura de la sentencia del 'caso Malaya'

Sus hijas temían que Julián Muñoz muriera en prisión

Por tanto, Julián Muñoz podrá salir en semilibertad próximamente para sguir cuidando su salud junto a la de sus hijas, que en numerosas ocasiones han pedido la libertad de su padre insistiendo en que terminaría muriendo entre rejas porque su salud es muy muy delicada.

Un estado de salud que ha podido comprobarse públicamente en las últimas ocasiones que ha tenido que acudir a juicio. Fue en septiembre de 2015 cuando Julián Muñoz acudió a la sala de vistas con un aspecto realmente preocupante, secándose la baba con un pañuelo y apenas sin poder mantenerse en pie.

Te puede interesar