Iker Casillas y Sara Carbonero se han casado en secreto en una íntima ceremonia civil

INESPERADO 'SÍ, QUIERO'

Iker Casillas y Sara Carbonero se han casado en secreto en una íntima ceremonia civil

El portero y la presentadora deportiva se han dado 'sí, quiero' en una íntima ceremonia en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte. Solo ha ido su hijo Martín y dos testigos.

Iker Casillas y Sara Carbonero cogidos de la mano en los Premios Dragones de Oro 2015Iker Casillas y Sara Carbonero cogidos de la mano en los Premios Dragones de Oro 2015

Boda inesperada y totalmente secreta. Iker Casillas y Sara Carbonero se han convertido en marido y mujer en una íntima ceremonia celebrada en los primeros días de Semana Santa en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte.

Según publica en exclusiva ABC, a la ceremonia no acudieron los padres de los novios, solamente fueron los dos testigos (uno de ellos Irene, la hermana de Sara Carbonero) y su hijo Martín Casillas, que el pasado enero celebró su segundo cumpleaños.

Martín Casillas besa la tripa de Sara Carbonero embarazadaMartín Casillas besa la tripa de Sara Carbonero embarazada

Una secreta y totalmente inesperada de la que todavía no han trascendido detalles y que la pareja quiso que fuera así para evitar que se "convirtiera en un espectáculo", ha comentado un allegado del matrimonio al citado medio.

No quería que su boda fuera un espectáculo

Un 'sí quiero' que ha llegado en un gran momento para la pareja, que a finales del próximo mes de mayo se convertirá en padres por segunda vez con el nacimiento de su segundo hijo, un bebé que será otro niño y que nacerá en Madrid, o al menos esto tiene previsto la pareja -"los médicos están siguiendo mi embarazo tanto aquí como en Oporto", dijo en su última visita a la capital-.

Iker Casillas y Sara Carbonero mirando con ternura a su hijo Martín a la salida del hospitalIker Casillas y Sara Carbonero mirando con ternura a su hijo Martín a la salida del hospital

Precisamente, debido a su avanzado embarazo, Sara Carbonero lució para la ocasión un vestido blanco premamá con el que marcaba barriguita. Con sus dos niños y esta boda sorpresa, el portero y la presentadora no le pueden pedir más a la vida.

Siempre han manifestado que entre sus planes no entraba una boda... Pero ahora, con un hijo en casa y otro en camino, sí han querido formalizar su situación. ¿Lo celebrarán por todo lo alto y preferirán hacerlo tan en privado como su 'sí quiero'?

Te puede interesar