Henar Álvarez: "Las mujeres tenemos que demostrar que valemos para que alguien apueste por nosotras"

ENTREVISTA

Henar Álvarez: "Las mujeres tenemos que demostrar que valemos para que alguien apueste por nosotras"

Hay un dicho que es 'en la diversidad está riqueza' y de ahí nace el podcast de Henar Álvarez y Raquel Córcoles (más conocida como Moderna de pueblo).

Henar Álvarez: "Las mujeres tenemos que demostrar que valemos para que alguien apueste por nosotras"

Hay un dicho que es 'en la diversidad está riqueza' y de ahí nace el podcast de Henar Álvarez y Raquel Córcoles (más conocida como Moderna de pueblo). A pesar de que ambas hayan apostado por un mismo color de pelo y parezca ser justo lo contrario a lo anteriormente mencionado, la única relevancia que tiene esto es que sirve para dar nombre al podcast, '2 rubias muy legales'. La riqueza está en que lo que tienen que decir. Ambas charlan entre ellas y con diferentes invitadas sobre temas que preocupan a la generación millennial tirando del humor que tanto las caracteriza.

Con motivo de este nuevo podcast hemos podido charlar con una de ellas, Henar Álvarez, que nos habla tanto de la idea detrás del programa y también de cómo el podcast se ha convertido en el espacio perfecto para que las mujeres al alcanzado el reconocimiento que durante tanto tiempo no se les ha querido dar en medios generalistas. Ahora, este tiene incluso mayor relevancia que la pequeña pantalla.

Entrevista

BEKIA: ¿Por qué Henar Álvarez y Raquel Córcoles deciden sumar a sus currículums un podcast conjunto? Lo cierto es que lo estáis petando cada una por vuestro lado y esto al final es más curro.

Henar Álvarez: Cuando sacamos nuestros libros ('La mala leche' y 'Coñodramas'), que coincidió el mismo mes, a Raquel se le ocurrió que hiciéramos un podcast para promocionarlos. Finalmente, no lo hicimos, pero se nos quedó ahí la idea de hacer algo juntas porque siempre que coincidíamos nos reíamos mucho, nos lo pasábamos muy bien, teníamos maneras diferentes de pensar en temas que tienen que ver con el humor... y llegó un día que nos ocurrió el nombre de '2 rubias muy legales' y empezamos a intentar sacarlo adelante hasta que llegamos a Podimo, que dieron las opciones para hacerlo realidad.

Lo cierto es que el podcast está viviendo ahora una época dulce. Creo que los medios más mainstream se cerraron completamente a la gente nueva y fue ahí donde empezamos a hacer cosas. Además, es un formato que te da la naturalidad que la televisión no te permite. Nosotras no necesitamos estar tres horas maquillándonos, por ejemplo, y se percibe de otra manera. El público está encontrando lo que busca en las diferentes plataformas digitales de audio. También igual a gente que siguen en redes y a las que les gusta escuchar y en otros sitios no se les ha dado la oportunidad. Nos hemos hechos fuertes aquí.

B: Acabáis de empezar con el 'podcast' y ya formáis parte de la lista Forbes '50 Best in Podcasting'. ¿Fuerte no?

H.A.: Esto fue una alegría total. Sí que es verdad que, en mi caso, llevo como 5 años haciendo podast con 'Buenísmo bien' y no es que sea nueva en el medio, pero que hayamos podido hacer juntas la portada de 'Forbes' ha sido una pasada.

B: Lo cierto es que es en el formato podcast donde las mujeres estáis teniendo un éxito notable. Curioso que sea precisamente donde este éxito lo da la audiencia democráticamente con sus escuchas y no en un programa colocado a una hora estratégica en 'prime time' donde te aseguras que algo de audiencia siempre se araña, además de haber una buena inversión monetaria por detrás.

H.A.: Las mujeres todavía seguimos pareciendo de alguna manera 'lo otro'. Cuando nosotras mismas hablamos de nuestro punto de vista de la vida sigue siendo algo subversivo. Entonces cuando hay que apostar mucho dinero, yo creo que quien tiene que tomar las decisiones les sigue pareciendo un riesgo. Es verdad que en el formato podcast, que hasta ahora había sido más barato que producir un programa de televisión, una serie, una película, es donde se nos han dado oportunidades.

B: ¿Habéis notado que, cuando vuestros proyectos necesitan ya más que un espacio, es decir, que os compren/produzca un proyecto, ahí ya la cosa cambia?

H.A.: Ahora la cosa empieza también a depender de los nombres. Aún es difícil que se apueste por gente nueva, especialmente por mujeres, pero a Raquel y a mí la realidad es que cuando empezamos a mostrar nuestro proyecto hubo muchas plataformas que estaban interesadas. Nos fuimos con Pódimo porque nos ofrecían las mejores condiciones para lo que queríamos hacer. Ahora mismo, dentro del formato podcast, nosotras ya no estamos ahí.

B: ¿Creéis que se está haciendo la lectura en las altas esferas de que apostar por mujeres ya está más que demostrado que es un valor seguro? O en otras palabras: ¿Llegará en algún momento una mujer a presentar, por ejemplo, un 'late night' en 'prime time' en televisión?

H.A.:Me da igual. Durante un tiempo se creyó que internet era como el hermano pequeño de la tele, pero creo que ahora mismo esto ya no es así. Yo me gano la vida en internet, soy muy feliz, tengo un montón de proyectos que me gustan y que me apasionan. Actualmente ya presento un 'late night' en Twich. Y sien algún momento la televisión quiere hacer un late night presentado por una mujer, pues que lo hagan, pero ya me da igual. Vivimos muy bien en internet. [Esta entrevista fue hecha antes de anunciarse a Eva Soriano como presentadora de 'La Noche D' en La 1 de TVE].

B: 'Por el interés te quiero Andrés' como se suele decir y eso es algo que denuncian mucho, por ejemplo, Carolina Iglesias y Victoria Martín de 'Estirando el chicle', que llegó el Ondas y parece que desde entonces ya son alguien para mucha gente cuando en realidad llevan siendo un podcast importantísimo -además de buenísimo- desde que lo hacían desde sus casas. ¿Compartís esta sensación vosotras con vuestras carreras de forma individual? Que se os valora una vez habéis conseguido tener un curriculum.

H.A.: En general con nosotras siempre pasa que tenemos que demostrar para que alguien apueste. Se puede ver el talento, pero quieren que vengas de casa cagada, meada y con seguidores, 10 vídeos virales y dos podcast que hayan llegado al número uno, si no no se confía en ti. Esperemos que cambie, claro.

B: Es algo que también pasa, por ejemplo, cuando se acerca el 8M se busca desesperadamente dar voz a las mujeres y es hasta absurdo la cantidad de entrevistas que se os suelen proponer, pero luego resulta que el resto de año ya no interesáis tanto.

H.A.: Esto lo he hablado con muchas compañeras: va a empezar a ser el 'mes machista' en lugar del 'mes de la mujer', porque es verdad que llegan como muchas propuestas de trabajo. También te digo, a mí, por ejemplo, me llegan propuestas de trabajo todo el año, pero el 8M te llegan de medios que no han querido contar contigo nunca, que no has sabido de ellos en la vida y justo en ese momento te llegan. De hecho este 8M en particular me pasó que me llamaron de un canal de televisión para ir a hablar de temas relacionados con las mujeres. Yo dije que yo el 8M no trabajaba y su respuesta fue: 'No te preocupes, que no es remunerado'. ¡Tócate la pepitilla! ¡Genial!

B: En tu caso tu humor o tu comedia se caracteriza por hablar de una forma muy coloquial y las palabrotas forman parte de él. ¿Te llegó a preocupar en algún momento que hablando así no te quisiesen en ningún lado? Y, de ser así, ¿en qué momento dejó de importarte?

H.A.: Yo viví el camino al contrario. Cuando empecé a hacer comedia no decía ninguna palabrota. Si ves los primeros 'Buenismo Bien' son graciosos porque intento todo el rato usar millones de sinónimos para no usar palabrotas y se nota además que me cuesta. Poco a poco cuando vi que la gente empezó a responder a mi comedia y que yo les gustaba y les caía bien es cuando empecé a ser yo misma y es cuando dejé de preocuparme de esto y hablar como me daba la gana. Ahora me da igual, pero también es verdad que nuestros programas son recomendados en general para mayores de edad, no estamos en un horario infantil y entonces da un poco lo mismo.

B: ¿Creéis que la comedia hecha por mujeres está abriendo camino y ya se va a quedar o esto es un oasis en el desierto?

H.A.: Se ha abierto un camino en el que las mujeres hablan de su propia vida y sus propias experiencias y, lo más importante, que el público acompaña. Esto es como preguntar si la comedia hecha por hombres se va a acabar: pues claro que no. La pena es que hasta ahora no se nos había dejado hablar de una forma tan personal o autoral en comedia. Ahora ya sí. Otra cosa es que los nombres sigan siendo los mismos. Llegará un punto que el público se cansará de las que estamos ahora y vendrán otras y seguirán diciendo cosas. ¿Pero cómo se va a cansar la mitad de la población de que contemos sus vivencias? Eso no puede pasar.

B: ¿Dónde creéis que reside el éxito de vuestro podcast y, de forma más general, de vuestro humor?

H.A.: '2 rubias muy legales' tiene una cosa muy guay es que Raquel y yo somos completamente diferentes y a la vez pensamos muy parecido en muchas cosas. Entonces hay algunos programas como el de las rupturas, el de 'chonis y pijas', que son programas muy ricos porque somos dos tipos de mujeres muy diferentes y el abanico de todas las vivencias que poder relatar es amplio y también lo es el espectro de mujeres que se pueden sentir identificadas y colocarse en algunos de los puntos que la una y la otra estamos hablando y, a la misma vez, estamos haciendo el ejercicio de empatizar con el otro punto de vista aunque no sea con el que te identificas. Y yo creo que eso está bastante bien. También es que lo estamos hablando en plan coña, no estamos sentando cátedra, es como si fuésemos dos colegas en un salón con un cafelito.

Y respeto a mi humor, te diría que el éxito está en que todas las cosas que digo se ve que las digo de verdad. Y que soy muy graciosa, sinceramente.

Te puede interesar