Gérard Depardieu confiesa su adicción al alcohol y se niega a pedir ayuda profesional

PROBLEMAS CON LA BEBIDA

Gérard Depardieu confiesa su adicción al alcohol y se niega a pedir ayuda profesional

El actor ha admitido que está viviendo una situación muy triste y que quiere remediarla pero que los grupos de apoyo le dan ganas de "beber hasta morir".

Gérard Depardieu en una rueda de prensa en VarsoviaGérard Depardieu en una rueda de prensa en Varsovia

El actor francés Gérard Depardieu, de 66 años y famoso por una prolífica carrera cinematográfica, aseguró en una entrevista publicada en el programa francés 'Télématin' que puede llegar a consumir hasta 14 botellas de vino en tan solo un día. Aunque el actor ya había reconocido anteriormente que bebía grandes cantidades de alcohol cuando se aburría, hasta ahora siempre había evitado utilizar el término 'alcohólico' para describir su problema.

"Empiezo en casa, con champán o vino tinto, antes de las diez de la mañana. Después acompaño a la comida con dos botellas de vino y por la tarde bebo champán, cerveza, vodka y whisky", comenta el actor. Depardieu sabe y reconoce que su problema es una peligrosa adicción y que está viviendo una situación triste. "Es una pena darse cuenta de que eres adicto a algo", decía apenado.

El actor, protagonista en el pasado de sonados accidentes de tráfico con más alcohol en sangre que el permitido para circular, reconoce que una vez que empieza a beber, no puede moderarse. No obstante, y a pesar de esto, el actor ha confesado que tiene un truco para no acabar completamente borracho: "Todo lo que necesitas es una siesta de diez minutos y ya está, un poco de vino rosado y te sientes como una rosa".

Gérard DepardieuGérard Depardieu

No quiere ayuda profesional

Propietario de varias bodegas y restaurantes, el actor anunciaba, el pasado julio, su intención de producir "vodka biológico" a partir de "agua de manantiales de las montañas y productos respetuosos con el medioambiente". A pesar de ser consciente de su problema, el intérprete no se plantea la posibilidad de recurrir a ayuda profesional porque los grupos como Alcohólicos Anónimos le deprimen: "Le tengo pánico a la gente que va a esos sitios, es una mierda", sentenciaba duramente el actor.

Te puede interesar