Las fotos de Lindsay Lohan desnuda pulverizan las ventas de Playboy

NÚMEROS AGOTADOS

Las fotos de Lindsay Lohan desnuda pulverizan las ventas de Playboy

El número de la revista en el que aparece el reportaje donde aparece desnuda la actriz ha arrasado en los kioskos y ha obligado a pedir más ejemplares.

Lindsay Lohan desnuda para Playboy Lindsay Lohan desnuda para Playboy

Ni siquiera la filtración de la portada y de las fotos desnuda de Lindsay Lohan han tumbado las ventas de Playboy, y es que poco después de salir a la venta el número que protagoniza la actriz de 'Chicas malas' se han agotado todos los ejemplares.

La expectación era máxima y las ventas han ido por ese camino, provocando que como señala TMZ los kioskos estadounidenses hayan tenido que pedir más copias de la revista en la que Lohan homenajea el posado que protagonizó Marilyn Monroe en 1953.

Pero Lindsay no solo ha batido récords en las ventas en papel, pues la página web de Playboy está recibiendo miles de visitas adiciones y peticiones de suscripción para hacerse con las instantáneas de la intérprete californiana.

El hacker que filtró las fotos de Lindsay Lohan desnuda

Las excelentes ventas están alegrando la Navidad al equipo de Hugh Hefner, que vieron peligrar el negocio tras la filtración de la portada y posteriormente de las fotos del desnudo de Lohan. Tal fue la repercusión que el octogenario dueño decidió adelantar la salida a los kioskos del número ante la avalancha generada.

Imágenes de Lindsay Lohan desnuda para Playboy, imitando a Marilyn MonroeImágenes de Lindsay Lohan desnuda para Playboy, imitando a Marilyn Monroe

El culpable de la filtración fue un hacker que no ha tenido reparos en contar cómo lo hizo. Según este individuo, las imágenes estaban en un archivo 'peer-to-peer' con base en Rusia, lo que facilitó la filtración. Además, apunta que él solo montó las fotos pues alguien las había pirateado antes, aunque el hacker reconoce que no sabe quién pudo ser el autor de este primer robo.

La piel y el pelo rubio de Lindsay Lohan son lo único que contrasta con la densa cortina roja que pone fondo al posado, donde repite las mismas posturas con las que Marilyn Monroe posó en su día para Playboy, una idea que partió de Hefner y que ha sido todo un éxito a tenor de las ventas cosechadas.

Te puede interesar