Usher, muy sonriente con su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood