Steven Tyler y Liv Tyler en una fiesta de Vanity Fair