Silvio Berlusconi en un acto celebrado en Bélgica