Shannen Doherty en el momento de raparse la cabeza