Shannen Doherty junto a su peluquero y su estilista