Rose McGowan y Asia Argento durante una manifestación del Metoo