Natalia Verbeke, Antonio Garrido y Nerea Garmendia presentan un acto de videojuegos