Natalia Figueroa en los años setenta