Naomi Watts y Liev Schreiber con sus hijos Sasha y Samuel en Nueva York