Mireia Belmonte Garcia mostrando el bronce después de la competición de los 400 metros en los Juegos Olímpicos de Río