Miguel Ángel Silvestre recibiendo el apoyo de los suyos tras la muerte de su padre