Miguel Ángel Silvestre recogiendo su premio Ondas 2019