Matthew Underwood posando feliz en la Galería de Arte Lladro en Los Angeles