Mariano Rajoy a la salida del funeral de su padre