Mariano Rajoy besando a su mujer Elvira Fernández tras las elecciones del 26J