Lionel Richie y su novia pasan un día de compras en Saint Tropez