Liam Payne en una actuación en la Plaza Rockefeller