Kourtney Kardashian y Scott Disick disfrutando de sus vacaciones