Kiko Rivera saliendo del restaurante de Sevilla en el que se había organizado una sorpresa para su madre