Kiko Rivera junto a su hija Ana por las calles de Sevilla