Kate Moss a la salida de su casa en Londres el día de su 41 cumpleaños