Kate Moss y Jamie Hince paseando por la playa de Saint-Tropez